PRACTICA CIVIL

RESPUESTAS SOBRE LA POSESION
Permanentemente los clientes preguntan qué es la posesión y en qué casos el poseedor puede adquirir el dominio de una cosa que posee o qué riesgos hay que una persona que está en tenencia de una bien de un tercero, aduzca ser su poseedor. Trataré de absolver estas inquietudes, sin el rigor jurídico al que estoy acostumbrado como abogado, de un modo comprensible para el que no lo es.
Las personas pueden ejercer de diferentes maneras la tenencia de un bien, de la naturaleza que fuera:
  1. Mera tenencia: se reconoce dominio ajeno, como el inquilino que recibe el bien del arrendador, en virtud de un contrato de arriendo en el que se compromete a pagar una pensión. Si existe constancia del pago del canon arrendaticio por parte del inquilino al arrendador, por ejemplo, transferencias bancarias, recibos, cheques, etc., no habría riesgo de que éste aduzca ser poseedor.
  2. Posesión: tenencia con ánimo de dueño. En este evento, aquel que tiene la cosa, aunque no sea su dueño, no reconoce dominio ajeno, sino que actúa como si lo fuera, realizando actos que sólo efectuaría el propietario, por ejemplo, cercando la propiedad, construyendo, sembrando, cosechando, talando madera, etc.
La ley garantiza la posesión al poseedor, por medio de las siguientes acciones posesorias:
  1. Acción posesoria para conservar la posesión: tendiente a mantener la posesión, en caso que terceros traten de obstaculizarla, perturbarla o impedir que se la ejerza tranquila y pacíficamente.
  2. Acción posesoria para recuperar la posesión: tendiente a que el poseedor recobre la posesión de la que ha sido privado por un tercero, caso en el cual puede también pedir que se le reconozca el pago de daños y perjuicios. Las mencionadas acciones posesorias, conservatoria y recuperatoria, requieren haber estado en posesión material, tranquila e ininterrumpida un año completo.
  3. Existe una acción, que puede o no ser posesoria, que se denomina de “despojo violento” y puede ser planteada exclusivamente cuando un poseedor que no poseía por un año, o un mero tenedor, han sido ilegalmente despojados de la posesión o de la mera tenencia. Lo único que debe probarse es el despojo violento. Esta acción debe interponerse máximo en seis meses y tiene por objeto restablecer las cosas al estado anterior al despojo violento, irrogado contra el poseedor de menos de un año o contra el mero tenedor.
Adicionalmente, un poseedor, que nunca fue mero tenedor, puede interponer una acción tendiente a adquirir el dominio de un bien, que es la acción de prescripción extraordinaria adquisitiva de dominio, que es posible plantearla contra el que tiene título, por parte de quien no lo tiene, siendo suficiente la posesión material ininterrumpida de 15 años. Incluso, no es necesario probar buena fe por parte del poseedor que interpone la acción, puesto que se presume de derecho su buena fe y la presunción de derecho no admite prueba en contrario. Incluso el Art. 163 del Código Orgánico General de Procesos, dispone en su numeral 4) que no requieren probarse, los hechos que se presumen de derecho.
© Juan F. Páez Terán
Desarrollado por {nk}
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.